Chilenos logran quiebre tecnológico en instrumentación para concentrados

  •  Hasta el 10% de las mediciones de las celdas de flotación son imprecisas, lo que repercute en pobres tasas de recuperación. La oportunidad se trasformó en una innovación que anuncia mayores niveles de productividad y menores costos en la línea de concentrados.

Con apoyo de Corfo una conocida empresa chilena desarrolló una aplicación para mejorar la eficiencia del ciclo de flotación de concentrados. Basada en principios electro-químicos, promete incrementar la recuperación de cobre entre 1% y 2%, equivalentes a decenas de millones de dólares anuales.

Creado por HighService Technology, SensoFlot consiste en una barra con electrodos que se sumerge en las celdas y, a través de pulsos eléctricos, determina el nivel de la interfaz pulpa/espuma.  A diferencia de los métodos clásicos, los niveles de precisión y confiabilidad de las lecturas de SensoFlot resultan muy superiores ya que su diseño resuelve problemáticas que limitaban el desempeño de los anteriores equipos de instrumentación.

Según ha indicado la empresa, “en algunas plantas hasta el 10% de las mediciones no corresponde a la realidad. En consecuencia, esto repercute en la eficiencia del proceso de recuperación de cobre, en la calidad del propio concentrado y en un creciente consumo de reactantes”.

US$ 10 millones

Dado que el sistema de instrumentación es pionero en emplear estos principios físicos y químicos en este proceso minero, recibió el respaldo de Corfo mediante asistencia técnica y acceso a financiamiento -vía InnovaChile-, así como la facilitación de trámites para proteger internacionalmente la propiedad intelectual industrial del sistema.

“El uso de SensoFlot aumentará la recuperación de cobre en 1% a 2% respecto de los niveles actuales. Es un salto en productividad y costos muy considerable”, subrayan, comentando que en una operación minera promedio, un punto porcentual más en recuperación equivale a unos US$10 millones al año.

Sedimentos

En la mayoría de las líneas de concentrados, las celdas y columnas de flotación poseen sistemas genéricamente clasificados como boyas. Similares a una esfera, flotan en la superficie de la pulpa para determinar el nivel de la interfaz.

Las lecturas imprecisas, en gran parte, ocurren por sedimentación con residuos, tanto en la boya como su soporte. “Con estos sedimentos la boya aumenta su peso y puede desplazarse fuera del rango requerido; además, la vara puede dejar de deslizarse libremente y, eventualmente, quedar atascada”, puntualiza en HighService. El monitoreo y reacondicionamiento de la boya implica la presencia de un operador y, en ocasiones, la detención del proceso.

La solución alcanzada elimina los riesgos y costos asociados a la intervención humana. Con pulsos electromagnéticos de alta frecuencia, el dispositivo puede desprender en forma autónoma cualquier sustancia adherida y que pueda alterar su funcionamiento normal.

Foto gentileza Codelco.

MineríaHoy.NET, Medio Colaborador de Expomin 2018
MineríaHoy.NET, Medio Colaborador de Expomin 2018

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*