ESPECIAL Grúas Horquillas Ágiles, Eficientes, Incansables y… Verdes

  • La electromovilidad, la digitalización y la eficiencia energética llegaron a este segmento, corazón de la actividad logística. Además, cambios normativos influyeron en la demanda por transpaletas y apiladores.

El sector de maquinarias para el mercado logístico culmina un buen 2017. Si bien no fue ajeno a la caída en la actividad económica, el impacto fue parcialmente compensado por una relativa estabilidad en retail, forestal, celulosa y acuicultura. En la maquinaria logística destaca la infaltable grúa horquilla, equipo pequeño pero dinámico, clave para la manipulación de mercadería, insumos y, prácticamente, cualquier objeto apilable o “palletizable”.

Los especialistas reconocen en estas “ardillas mecánicas” un papel fundamental para la productividad y eficiencia del proceso logístico. Hoy las grúas horquillas experimentan una verdadera revolución. Aspectos tecnológicos, legales, ambientales, de seguridad y, por supuesto, de productividad han gatillado una transformación en la oferta, como la consolidación de los motores eléctricos, tecnologías para optimización del rendimiento, sistemas de telemetría y administración de flotas para un mayor abanico de aplicaciones.

FENÓMENO ELÉCTRICO

Uno de los protagonistas del mercado local es Hyster, marca estadounidense que ofrece desde transpaletas para 200 kilos has portacontenedores de 50 toneladas. Pablo Pino, product manager Hyster de Tattertersal Maquinarias, afirma que el fenómeno de este año ha sido el aumento en la de-manda por equipos eléctricos.

“Más de la mitad de las grúas horquillas pequeñas y medianas se comercializan actualmente con mo-tores eléctricos, en comparación con aproximadamente un tercio que se observaba el año pasado”, señala Pino. Estos equipos emplean baterías recargables con celdas de litio, que permiten satisfacer de sobra los requerimientos de autonomía en operaciones de turnos de 4, 8 y más horas.

El responsable de horquillas en Tattersal argumenta que esta tendencia se origina por “el interés de los clientes por alinear sus negocios con estándares de sustentabilidad y, al mismo tiempo, brindar a sus empleados mejores condiciones ambientales al interior de grandes recintos cerrados”, señala Pablo Pino.

La competitividad de los motores eléctricos frente a los de combustión diésel o gas, también ha visto cambios favorables. Si bien el costo inicial es más alto, la eficiencia energética y los costos mantenimiento implican un costo total de propiedad mucho menor.

“La inversión en horquillas eléctricas se recupera en dos años, como promedio. Por un lado, el costo de la electricidad es muy inferior al diésel y el gas, y, por otro, los costos y tiempos no operativos asociados al mantenimiento son muchísimo menores, lo cual impacta favorablemente en la productividad total del cliente”, puntualiza.

CAMBIO REGULATORIO

“La Ley del Saco” fue el detonante de otro importante cambio en el mercado: el crecimiento de la demanda por transpaletas y apiladores. Se trata de horquillas compactas diseñadas para manipular pallets y, en general, cargas medianas y pequeñas. Optimizadas para trabajo en espacios reducidos, poseen un sistema de comando para conducción y manipulación con una sola mano.

“El interés del mercado viene de hace tiempo, pero se expandió con fuerza este año como efecto de una normativa legal que desde septiembre restringió el peso máximo que pueden cargar o descargar los trabajadores por sí mismos”, afirma Pino.

La Ley 20.949, conocida como “Ley del Saco”, ajustó desde 50 a 25 kilos el peso máximo para hombres, y mantuvo en 20 kilos para mujeres y menores de 18 años. Debe su nombre a que los sectores productivos con mayor incidencia en este tipo de cargas son la construcción (sacos de cemento) y el agroalimentario (cajas y sacos).

En un rango superior, la marca anuncia para este fin de año la disponibilidad de las primeras unidades de la serie a380, en versiones 40XT, 50XT y 60 XT, que corresponden a 4.000, 5.000 y 6.000 libras de capacidad para carga. “Es un equipo con cualidades tecnológicas diferenciadoras, como el sistema Hyster Tracker para monitoreo y administración a distancia”, indica el product manager.

En portacontenedores, la familia Reach Stacker traerá el modelo RS4531CH, de la línea a404, que promete una nueva relación de desempeño y consumo de combustible para un manipulador de gran capacidad. Con un motor Cummins QSL9 entrega la versatilidad de su modelo anterior –equipado con motor QSM11- con lo que optimiza variables de eficiencia energética. Tattersal dispondrá de una unidad para demostración en enero.

UN 2018 MÁS ACTIVO

En SKC Maquinarias el 2017 también es evaluado como un buen año, sobre todo por el aumento en internación de unidades, indicador que, según la firma, podría incrementarse el próximo año ante un mayor dinamismo de la economía. “El 2018 veríamos un mercado más dinámico debido al buen precio del cobre, el cual activaría algunos proyectos mineros”, confía Marcelo Dañobeitia, gerente de ventas del área industrial de la filial de Sigdo Koppers.

El optimismo se apoya también en el comportamiento de otros sectores. “Los centros de distribución juegan un rol importante en la industria ya que hay bastante movimiento y construcción de los mismos, sin dejar de lado la industria forestal y acuicultura que están bien activos y con nuevos proyectos para el 2018”, acota el gerente.

Presente con la marca japonesa Toyota, SKC Maquinarias ofrece una gama de productos que va desde 1 a 16 toneladas, en versiones a combustión, contrabalanceada (bencina/gas y diésel) y eléctricas. “Este año tendremos en las clases 4&5 de Toyota una participación de mercado de un 25%, lo que nos deja muy bien posicionados en un mercado muy competitivo y con muchas marcas”, afirma.

Dañobeitía agrega que Toyota ha tenido aceptación en ámbitos y aplicaciones para retail, logística, puertos, minería, construcción, forestal y agricultura, destacando su uso en almacenaje, centros de distribución y frutícolas”.

INNOVACIÓN ALEMANA

Otro competidor es Linde High Lift, fabricante de origen alemán que cumple 17 años en el mercado chileno. Según Federico García, ejecutivo de soporte, se han posicionado entre los dos primeros proveedores del segmento, considerando unidades importadas. Si bien abarcan diversos rubros y aplicaciones, Linde sitúa parte significativa de su parque en centros de distribución, espacios de exhibición y puertos.

García confirma la tendencia del mercado hacia los manipuladores eléctricos. “Es un fenómeno que tomó fuerza en Europa, pasando de las grúas con motores a combustión, pasando por gasolina bajas en plomo, hasta llegar a las baterías de litio”, sostiene García.

La ingeniería de estas grúas se orienta a adecuarse a las operaciones de distintos tipos de clientes, desde el que trabaja un turno de lunes a viernes, hasta el que opera durante 24 horas en forma ininterrumpida. “Tenemos el rango de baterías para cubrir todo este tipo de operaciones, incluyendo baterías ca-paces de cubrir tres turnos seguidos”, apunta el ejecutivo .

En cuanto a las capacidades de manipulación de las grúas horquillas eléctricas, ofrece sistemas de baterías convencionales de ácido plomo para cargar hasta ocho toneladas, mientras que la tecnología más reciente, de litio, otorga hasta 4 toneladas.

La novedad es la recién llegada T20-TL, que incorpora motor eléctrico alimentado con batería de litio, que brinda una operación con cero emisiones y manipula cargas de hasta 2.000 kilos. El equipo incorpora tecnologías de control de última generación, como gestión de flota, control de presencia de operadores y administración de la batería.

ADITAMENTOS

En combustión, los manipuladores horquilla de Linde en el rango de 4.000 y 5.000 kilos, “han recibido una gran respuesta del mercado, especialmente en los rubros portuarios, maderero y minería”, dice García.

En un nivel superior, de hasta 16 toneladas, Linde posee una oferta de grúas con aditamentos para manipulación de neumáticos mineros y contenedores.

La clave de los modelos a combustión de la firma alemana radica en su tecnología denominada “transmisión hidrostática”. “Se trata de una innovación desarrollada por la propia marca, que explica la diferencia en eficiencia y desempeño frente a otros competidores”, sostiene el especialista. Y precisa que “si comparamos dos grúas horquillas de características equivalentes, la máquina Linde brinda un ahorro promedio de 30% en combustible”.

Publicado originalmente en Revista Transporte Total, noviembre 2017 // Fotos: Hyster, Linde y Toyota.

Comparte este tema y síguenos en redes sociales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*