Fundición de Chuquicamata optimiza productividad y desempeño ambiental

  • Se trata de la puesta en marcha del Convertidor Peirce Smith, que junto con adecuarse al DS N°28, permitirá impulsar procesos para producir cobre verde.

La Fundición de Concentrados de Chuquicamata se propuso retomar el camino de la productividad y recuperar la competitividad que tenía hace unos años y en ese esfuerzo por consolidarse como una operación segura, eficiente y sustentable, puso en marcha del Convertidor Peirce Smith (CPS) N°7.

En este avance destaca la automatización de sus procesos, que se da en el marco del rediseño y la transformación tecnológica que experimenta esta gerencia de la división de Codelco, para cumplir a plenitud con la nueva normativa ambiental que comenzará a regir a fines de 2018.

El proceso, explicaron desde la cuprífera estatal, avanza en línea con lo planificado y su correcta ejecución es clave porque este equipo permite la conversión del eje y metal blanco, obteniendo como producto final el cobre blíster con un 98% de pureza.

Sustentable y seguro

El nuevo sistema del CPS N°7, que está operativo desde mediados de noviembre, trae importantes mejoras tecnológicas que aportan al medio ambiente y a las condiciones de trabajo, puesto que con las campanas nuevas se evita la fuga de gases mediante la operación de compuertas primarias y secundarias de captación.

A esto se suma un salto relevante en materia de seguridad para los operadores, reforzando así el principal sello de esta administración. Lo anterior porque todo el proceso del renovado convertidor se realiza desde una sala de control, alejada de la denominada “línea de fuego”.

“Lo principal de estos equipos es que estamos operando desde la consola y el cambio es notable, todo se maneja desde acá”, valoró el operador especialista de la Fundición, Marco Ramírez,

Así, ya son tres los CPS que -además- cambiaron a un sistema hidráulico, dejando atrás el antiguo circuito electromecánico. De esta manera, los movimientos de las compuertas son controlados desde la consola, al igual que el carguío de las correas, las que se ampliaron de una a tres para llevar sílice, carga fría y carbón.

Cumplir la norma

Otra de las innovaciones y mejoras importantes que trae el cambio del convertidor es que “estas campanas, a diferencia de las antiguas, captan más dióxido de azufre (SO2) y también arsénico, lo que es muy importante para cumplir con el Decreto Supremo 28 (que regula las emisiones), ya que disminuye las emisiones. Sin lugar a dudas, es una gran ayuda este cambio tecnológico”, destacó el ingeniero jefe de Operaciones de Convertidores y Grúas Morgan, Paul Guedeney.

Este rediseño de los equipos de la Gerencia Fundición de Chuqui, es parte esencial para optimizar las operaciones y desafiar los resultados del negocio, apuntando a procesos sustentables que entreguen el tan anhelado “cobre verde” y sumándose así a la transformación que actualmente vive la mina de cobre más grande del mundo.

Fuente: El Mercurio de Calama.

Comparte este tema y síguenos en redes sociales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*