M. Zaldívar inicia trámite ambiental de Proyecto Continuidad Operacional hasta 2031

  • Iniciativa implica una inversión de US$100 millones y permitirá conservar la actual capacidad de producción, 176 mil toneladas de cobre anuales, por nueve años adicionales.

Compañía Minera Zaldívar (CMZ), operada por el grupo Antofagasta Minerals (dueña del 50% de su propiedad), ingresó el Estudio de Impacto Ambiental del “Proyecto de Continuidad Operacional Compañía Minera Zaldívar”, al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental de la región de Antofagasta.

“El proyecto que hemos presentado para su evaluación a la autoridad ambiental nos permite prolongar la vida útil de este yacimiento y estudiar nuevas posibilidades de desarrollo, con lo que
podemos asegurar que Zaldívar seguirá siendo una fuente de empleo y de crecimiento para esta región”, explicó Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals.

La Compañía emplea actualmente a 2.400 trabajadores, tanto propios como de empresas contratistas, de los cuales aproximadamente la mitad reside en la región de Antofagasta. Además, realiza negocios con 240 empresas locales, por un monto de US$70 millones cada año en promedio.

Ubicada a 175 kilómetros al suroeste de Antofagasta, el yacimiento de Zaldívar cuenta con reservas de mineral las que, sumadas a nuevas y más eficientes tecnologías de recuperación, le permitirán con este proyecto extender su operación hasta el año 2029, para luego dar paso a su plan de cierre, el que duraría hasta el año 2031.

El gerente general de CMZ, Luís Sánchez Rodríguez, detalló que “la iniciativa implica una inversión de US$100 millones y permitirá conservar la actual capacidad de producción, 176 mil toneladas de cobre anuales. En el peak de su construcción, que tardará dos años, vamos a emplear hasta 500 trabajadores adicionales”.

Las obras incluyen ampliaciones y mejoras en las instalaciones actuales de la operación minera, entre las cuales se cuenta la pila de lixiviación de ripios secundarios y la altura del botadero principal de lastre. También considera elevar la pared del tranque de relaves en tres metros, para incrementar su capacidad, además de ampliar el relleno sanitario.

En materia hídrica, el proyecto considera la extracción de agua desde el campo de pozos de Negrillar, sin modificar los caudales requeridos actualmente para la operación hasta el año 2029 y reducir esa extracción a 30 litros por segundo promedio anual en los años 2030 y 2031, cuando la Compañía inicie su plan de cierre.

Previo a la presentación del EIA, Zaldívar realizó una socialización temprana con algunas comunidades ubicadas dentro del área de influencia del proyecto, a través de la cual se informaron las principales obras y aspectos asociados a la iniciativa.

Se espera que en el transcurso de la Evaluación Ambiental, la autoridad convoque a un proceso de participación ciudadana formal, lo que permitirá a CMZ seguir difundiendo los principales aspectos del proyecto.

Comparte este tema y síguenos en redes sociales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.